"Se acabó": todas las reivindicaciones de los Globos de Oro 2018, de Debra Messing a Meryl Streep

Contra el acoso y a favor de la igualdad salarial, la alfombra roja se tiñó de negro y de activismo.

Etiquetas:

"Esta noche no vamos a preguntales de quién es el vestido que llevan: vamos a preguntarles por qué lo llevan". Giuliana Rancic empezó así su primera entrevista en la alfombra roja de los Globos de Oro 2018, con Debra Messing. Aunque la parafernalia de la retransmisión del canal E! fue más o menos la de siempre -incluido el Glambot-, las entrevistas a pie de alfombra no se parecieron a ninguna entrega previa, con todas las actrices vestidas de negro aprovechando la oportunidad para hablar acerca de la iniciativa Time's Up ("Ya es hora" o "Se acabó el tiempo", como prefieras) y sus esfuerzos para luchar contra el acoso y la desigualdad en el trabajo.

"Queremos diversidad, queremos paridad interseccional de género y queremos el mismo salario", dijo Messing, antes de entrar en un tema que los productores del canal preferirían haber evitado: la decisión de Catt Sadler [una de las estrellas de E!] de abandonar la cadena tras descubrir que su copresentador masculino ganaba el doble que ella. Messing prosiguió, en directo: "Me sorprendió tanto enterarme de que E! no cree que las mujeres merezcan el mismo salario que sus contrapartidas masculinas. Echo de menos a Catt Sadler. La apoyamos".

Eva Longoria también se sumó al tema Sadler cuando tuvo ocasión: "Apoyamos la igualdad de género y salarial y esperamos que E! también se sume a esta reivindicación con Catt [Sadler]. Estamos contigo, Catt".

Meryl Streep, una de tantas actrices que llevo como acompañante a una activista por los derechos de la mujer, apareción a primera hora para pasearse por la alfombra junto a Ai-jen Poo, la directorea de la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar. "Creo que ahora el público es más consciente de que hay un desequilibrio de poder", le dijo Streep a Ryan Seacrest. "Es algo que lleva a que se produzcan abusos. Ha llevado a abusos en nuestro propio sector, ha llevado a abusos en el sector de las trabajadoras del hogar. Es algo que se da en el ejércidto, en el Congreso, en todas partes, y queremos arreglarlo. En este momento concreto nos sentimos con el valor para ponernos de acuerdo y formar una enorme línea negra que separe el antes del ahora".

Michelle Williams, acompañada de la activista Tarana Burke, la mujer que puso en marcha el movimiento #MeToo [#YoTambién] hace más de una década, también tenía un mensaje parecido. Cuando Seacrest intentó felicitar a Williams por su nominación en Todo el dinero del mundo, Williams volvió inmediatamente al tema principal.

"Lo más emocionante es que yo creía que tendría que educar a mi hija para que aprendiera a protegerse en un mundo peligroso y, gracias al trabajo de Tarana, tenemos de hecho la oportunidad de darle a nuestros hijos un mundo diferente. Tengo lágrimas en los ojos y una sonrisa en mi rostro". Williams hizo lo mismo poco después en su intervención en el programa de la NBC. Allí respondió a una pregunta sobre su nominación con un "no me acuerdo", para volver a referirse al activismo sobre la alfombra roja.

Burke, cuyo movimiento ha resucitado en las redes sociales después de que Hollywood empezara a ajustar cuentas con su historial de abusos sexuales el pasado otoño, dijo que era un honor para ella poder pisar la alfombra.

"Es una lección de humildad", dijo. "Es algo que pensé que mi comunidad necesitaba y que ha crecido a lo largo de los años. Este momento es muy poderoso porque estamos asistiendo a una colisión entre dos mundos. A una colaboración entre nuestros dos mundos que normalmente no se cruzan, y que en todo caso siempre intentan que nos enfrentemos las unas contra las otras. Es potentísimo estar hoy en la alfombra roja".

Emma Watson, ya de por sí activista en su rol de embajadora de las Naciones Unidas, iba acompañada por Marai Larasi, directora de la organización feminista negra Imkaan. Watson dijo que tanto ella como su invitada lo estaban "pasando muy bien juntas, nos ponemos a prueba la una a la otra".

Otras actrices llevaron a sus colegas famosas como acompañanates: Reese Witherspoon y Eva Longoria, dos de las primeras en apoyar las iniciativa Time's Up, recorrieron la alfombra hablando del poder de este movimiento.

"Ha quedado claro, con todas las noticias que han aparecido sobre nuestra industria, sobre cada sector, que las cosas no pueden seguir como hasta ahora", dijo Witherspoon. Longoria añadió: "esto no es un momento; es un movimiento".

America Ferrera, que iba con Natalie Portman, también le contó a Al Roker por qué era una noche diferente:

"Es una noche bellísima. Es tan increíble mirar a nuestro alrededor y vernos a todas solidarias, dispuestas a enfrentarnos a los problemas que existen en nuestro sector, en todos los sectores". 

Kerry Washington promocionó el Fondo de Defensa de la iniciativa Time's Up para apoyar a las mujeres, independientemente de su sector. "Estamos aquí para apoyarnos entre todas y celebrar nuestra solidaridad y para apoyar a quien se sienta marginada. Nuestro fonde de defensa legal ya ha reunido más de 15 millones de dólares... Queremos cambiar las cosas no solo en nuestro trabajo sino en todos los trabajos".

Viola Davis, la gran ganadora de la pasada temporada de premios que nos dejó una serie de discursos de agradecimiento para el recuerdo, dejó una versión en miniatura de su retórica en una entrevista a pie de alfombra con Carson Daly.

"Es una salida. Es que todas estas mujeres aprovechan su voz y se unen de forma solidaria. La gente tiene la sensación de que Hollywood no está en contacto con la realidad. Y oigo las voces de todas esas mujeres que han dicho 'yo también'. Una de esas mujeres era yo... Conozco esas voces. Algunas también dicen que no hay prerrequisitos para sentirse válida, que ya naces digna, y creo que es un mensaje que muchísimas mujeres necesitan escuchar... Necesitan entender que no es su culpa y que no tienen que sentirse sucias. Este es mi mensaje, esta noche".

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.