Bruno Mars: la mejor canción y álbum del año en los Grammy

El cantante se impuso a Kendrick Lamar y Jay-Z en las categorías más importantes. Ed Sheeran, lo mejor del pop y Natalia Lafourcade sacó la casta latina.

Etiquetas:

Los Grammys de este año parecía que pertenecerían a Jay Z, que logró nominaciones en tres de las cuatro categorías principales, pero Bruno Mars terminó apropiándose de la noche. No solo por su explosiva presentación con Cardi B, sino por los cuatro gramófonos que se llevó a casa, incluyendo los de las categorías más codiciadas: álbum del año, canción del año, grabación del año. El cantante además se alzó como la máxima figura en la categoría de R&B.

El triunfo del oriundo de Hawaii resultó un tanto sorpresivo, pues logró imponerse a figuras como Kendrick Lamar y le arrebató a Jay-Z la posibilidad del primer premio. Y eso es bastante decir, pues el esposo de Beyoncé fue nominado en tres de las cuatro categorías principales de la ceremonia, gracias a su extenso y bien recibido álbum 444, una disco muy personal que aborda su relación con Beyoncé y sus pensamientos sobre el progreso racial en Estados Unidos, entre otros temas. Gracias a canciones como The Story of O.J. y 444, la más destacada, está nominado a la categoría de grabación del año y canción del año, respectivamente, mientras que 444 fue nominado al premio del álbum del año.


Eso no sucedió, y es que la competencia incluyó a Donald Glover, con Awaken, My Love!; Lorde con Melodrama y Kendrick Lamar con DAMN. Jay Z quizás era el nombre más destacado del grupo, y se le haría un poco de justicia poética si ganara el máximo honor de la Academia de la Grabación un año después de que el inmaculado Lemonade de Beyoncé fuera pasado por alto en esta categoría. (Los Grammys prefirieron honrar el 25 de Adele, lo cual la decepcionó incluso a ella). ¡Solo pensemos en el posible discurso de aceptación de Jay Z!

Ahora, el triunfo de Mars tuvo una dosis de carácter histórico, ya que hace más de una década que un artista que no sea blanco no se llevaba el codiciado galardón. Pero esta vez, varias categorías principales estuvieron dominadas por hombres de color, como Mars, Glover y Lamar, quienes recibieron varias nominaciones principales. Mientras que Marte y Lamar ya son ganadores habituales de los Grammy, este año Glover tiene la oportunidad de reclamar su primera estatuilla, esta vez por la bella y pegajosa Redbone, que ha sido objeto de célebres memes.

Hablando de melodías memorables: el increíblemente pegadizo remix Despacito de Luis Fonsi, interpretado por Daddy Yankee y Justin Bieber, también fue nominado en varias categorías, incluyendo canción y disco del año. El premio se le escapó.

Sin embargo, aunque hay muchos desaires, el más flagrante quizás sea el de Ed Sheeran, extrañamente ausente en las categorías principales. Tuvo un 2017 importante gracias al éxito de su álbum Divide, sobre todo por el sencillo Shape of You. El cantante británico es uno de los favoritos de los Grammys. Ha sido nominado 11 veces en los últimos cuatro años y obtuvo dos de las principales estatuillas (disco y canción del año) por Thinking Out Loud. Este año, tuvo que conformarse con la gloria de la categoría de solista de música pop.

México estuvo bien representado en la gala por Natalia Lafourcade, cuyo álbum Musas la llevó a competir en la categoría de mejor álbum pop latino.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.