La fuerza es femenina

En el día de su estreno, te decimos por qué 'Star Wars' es el 'chick flick' que todos estos tiempos necesitan.

Etiquetas:

Como los fans y los no tanto deberán estar acostumbrados, la siguiente entrega de la saga nos dará un reflejo de la sociedad actual mientras nos relata las dinámicas de poder que suceden en una galaxia muy muy lejana.

El último Jedi es también la última película de Carrie Fisher quien, con su ausencia, deja un agujero negro en el cine y en los corazones de millones de fanáticos de la única princesa que, vestida de esclava, se rescata a sí misma, rompiendo años luz de personajes femeninos sumisos e iniciando, quizás sin saberlo, la conversación sobre representación y visibilidad del poder femenino en la pantalla. Como dijimos, un vacío difícil de llenar. 

Carrie Fisher

Una de las jóvenes fanáticas que crecieron con la princesa Leia fue la ni siquiera en ese entonces “pequeña”, Gwendoline Christie, que se incorpora a la saga en la armadura (sin curvas) de la capitana Phasma, líder del ejército imperial. Christie se está construyendo una carrera con los escombros de las barreras patriarcales que derriba con cada uno de sus roles, empezando por Brienne de Tarth, el personaje en Juego de Tronos que la lanzó a la fama y ahora como la comandante en jefe de los StormTroopers. El concepto de un personaje femenino en una franquicia de este tamaño, cuyo aspecto físico es negado a los espectadores, le pareció fresco y excitante. El traje sin género de esta villana no debería sentirse como disruptivo, pero lo es. 

Gwendoline Christie

“Por mucho tiempo quise estar en la franquicia y se lo contaba a todo el que me escuchara, era una ambición motivada por un recuerdo de la infancia; cuando a los 6 años me pusieron frente a esta odisea espacial... con sus inadaptados y androides y una mujer que peleaba contra el enemigo con inteligencia, que era divertida y se rehusaba a ser encadenada, la inimitable princesa Leia. Recuerdo que pensé: 'Ella no es como las demás mujeres de la televisión, a ella no le pueden decir qué hacer”, relata la actriz en el tan anticipado numero decembrino de Vogue UK.

Supliendo a la comandante Leia, al menos en la trama, está la Vice Almirante Amilyn Holdo, interpretada por Laura Dern. Con su vestido largo y cabello morado, Holdo parece estar mejor preparada para asistir a la gala del Met, que para dirigir la resistencia galáctica, pero esa es justo la trampa que los creadores ponen a los espectadores. 

Laura Dern

La actriz cuenta que esta parte de su personaje es la que más se relaciona con nuestros tiempos. Holdo representa los estereotipos a los que son sometidas las mujeres jefes o en posiciones de poder cuando se incorporan a ambientes laborales mayormente masculinos. ”Es como si, por lucir de cierta manera, no pudiera cumplir con su trabajo y debiera ser descarada… creo que es bellamente subversivo”, dijo en entrevista para Entretainment Weekly.

Y por último esta Rey, la audaz y feroz protagonista de las nueva trilogía que, sin perseguir un interés amoroso ni depender de la aprobación de sus contrapartes masculinas, atravesará la galaxia para encontrarse con Luke Skywalker y repetir la hazaña que venciera al ejercito imperial en El regreso del Jedi. Como lo representa el personaje de Daisy Ridley, también en este universo el futuro es femenino. 

John Boyega, Daisy Ridley y Mark Hamill.