El Museo Metropolitano de Arte hace un cambio histórico en sus cuotas de admisión

Al parecer, el Museo ha sufrido un significativo descenso en sus ingresos generado por la política de que el visitante pague lo que desee.

Atención turistas de Nueva York: traigan al menos 25 dólares extra en su próxima visita, porque por primera vez en décadas, el Museo Metropolitano de Arte está cobrando una cuota obligatoria. El museo anunció el jueves que a partir del 1 de marzo cobrara a los foráneos por visitar el museo; los adultos pagarán 25 dólares, las personas de la tercera edad, 17, y los estudiantes, 12. Los residentes del estado de Nueva York y los estudiantes de Nueva Jersey y Connecticut aún estarán incluidos en la política de pagar lo que deseen, que el museo creó en 1970.

“Los últimos años, el Museo ha sufrido un significativo descenso en sus ingresos generado por la política de que el visitante pague lo que desee”, comentaron los representantes del Met en su declaración a la prensa. Esta continúa diciendo que en la actualidad solo el 17 por ciento de los visitantes pagan la cuota completa sugerida de 25, mientras que la persona promedio paga 9 dólares. La actualización de la política fue aprobada por el Departamento de Asuntos Culturales, el cual revisa los cambios en la política de admisión debido a que el edificio del Met se encuentra en un terreno perteneciente a la ciudad de Nueva York.

“El Museo del Arte Metropolitano es una parte esencial del tejido de la ciudad de Nueva York y su misión de conectar a la gente con la creatividad, el conocimiento y las ideas es más importante que nunca”, expresó el comisionado del Departamento de Asuntos Culturales de la ciudad de Nueva York, Tom Finkelpearl, en una declaración vía correo electrónico. “Esta actualización en la política de admisión le dará al Museo una base sólida para continuar con el crecimiento de su programación e involucrar a los neoyorquinos de todos los rincones de la ciudad y a los visitantes de todo el mundo, mientras ofrece una oportunidad única de dirigir los recursos públicos a comunidades marginadas en sus cinco distritos”.

Como Vanity Fair destacó el año pasado, el Met es el museo más grande de América y tiene un legado de 2.5 mil millones de dólares. Sus fideicomisarios poseen un valor neto combinado de 500 mil millones de dólares.

A pesar de la riqueza del museo, el año pasado su inestabilidad se hizo pública. En febrero de 2017, su director, Thomas Campbell, renunció tras la publicación de un artículo del New York Times titulado “¿Es el Met una gran institución en decadencia?”, el cual cuestionaba el éxito del museo tras el reporte de un “déficit de 40 millones de dólares y la posposición de los planes de expansión a causa de falta de fondos”.

En una declaración, el Met señaló que su nueva política de admisión es similar a los planes adoptados por otros museos, como el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, el Instituto de Arte de Chicago y el Instituto de Artes de Detroit. El Met agregó que está “preparando una lista de posibles identificaciones” que serán aceptadas como prueba de residencia en los estados.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.