2018 será un año próspero para el crimen organizado en México

Las predicciones de la organización internacional Insight Crime sostienen que la corrupción política, la incertidumbre y las elecciones podrían provocar el afianzamiento del narcotráfico.

A unos días de que terminara el año se dio a conocer la noticia: 2017 era considerado el año más violento de México en las últimas dos décadas. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) informó que del primero de enero al 30 de noviembre se habían registrado 23,101 homicidios dolosos en el país. Esta cifra superaba a los 22,409 asesinatos cometidos en 2011, periodo considerado hasta entonces el más sangriento de los últimos 20 años.

La organización ciudadana, Semáforo delictivo, alertó a principios de 2018 que de los asesinatos que tuvieron lugar en México durante 2017 (25,339), el 75% fueron ejecuciones vinculadas con cárteles de la droga y otras redes criminales. La organización reportó un total de 18,989 homicidios efectuados por el crimen organizado, número que representa tres cuartas partes del total de los asesinatos.

"Lo que antes teníamos por año ahora lo tenemos por mes", indicó Santiago Roel, director de la organización, durante la presentación de los resultados del análisis al comportamiento delictivo en el país. El representante recordó que en 2006, el número de ejecuciones apenas superó los 2,100 casos.

Roel asegura que esta alza obedece al “gran fracaso” de la política de seguridad de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, quien prolongó la estrategia del expresidente Felipe Calderón. La guerra contra el Narcotráfico del panista provocó que en 2011 se alcanzara un pico de homicidios dolosos que disminuyó en 2014, pero que aumentó durante los siguientes tres años.

El año pasado, la violencia exacerbada se explicaba atribuyéndola a la captura y muerte de capos importantes y a la fragmentación de los cárteles en células más pequeñas y violentas, pero ahora que esos cambios ya han ocurrido ¿qué le espera a México este 2018? Las predicciones de Insight Crime, fundación dedicada a la investigación y análisis del crimen organizado en Latinoamérica y el Caribe, no son muy esperanzadoras.

“El crimen organizado prospera en medio de la corrupción política y la incertidumbre. Habrá mucho de esto en América Latina en 2018 y esto ayudará al crimen organizado a profundizar sus raíces en la región a lo largo del año”, dice Jeremy McDermott, director ejecutivo y cofundador de InSight Crime, sobre el reporte GameChangers 2017: What to Watch for in 2018.

Para la organización, la lucha contra el crimen organizado requiere de gobiernos estables con un propósito, estrategia, fuerzas de seguridad fuertes, una democracia saludable transparencia y cooperación internacional. En la actualidad estos elementos escasean en la región. “El caos político, las luchas internas y la agitación propician que la atención se centre en la supervivencia y la manipulación de la democracia y no en la lucha contra el crimen organizado”, dice McDermott en el documento. El también jefe de investigación para Panamá y Sudamérica señala además que la legitimidad del estado ha sido cuestionada en varios países de la región.

McDermott agrega que los líderes políticos a menudo hacen tratos clandestinos con criminales para garantizar su supervivencia”, indica. “Además, varios países verán elecciones importantes en el próximo año lo que contribuirá a la inestabilidad política”.

La organización señala que en México se han alcanzado nuevos niveles de violencia y, como lo decía Roel, esto se debe a las pocas estrategias para enfrentar al crimen organizado. “Se necesita desesperadamente un nuevo liderazgo”, explica McDermott. “Pero no importa quién gane las elecciones de julio, no se esperan cambios reales en la estrategia hasta fin de año, cuando un nuevo presidente asuma el cargo”.

Los expertos en investigación y análisis de Insight Crime aseguran que el crimen organizado es el negocio más ágil del planeta y que se adapta a las condiciones cambiantes mucho más rápido que los gobiernos.

Es probable que este año sea uno de más atrincheramientos criminales en la región, de mayor corrupción de altos niveles de gobierno e incluso de captura de estado. Prepárense, porque debemos prestar mucha atención si queremos ver la mano del crimen organizado en medio del caos político”, concluye Dermott.

No es ningún secreto, México atraviesa por todas y cada una de las situaciones antes mencionadas y –desde el punto de vista de Insight Crime– esto prácticamente garantiza el afianzamiento del narcotráfico en nuestro país. Así que sí, hay que prepararnos, pues todo apunta a que 2018 sí será un año próspero, pero solo para algunos cuantos.