Los puntos clave (y preocupantes) del primer informe de gobierno de Donald Trump

Por si te lo perdiste, resumimos lo más esencial que dijo el presidente.

Etiquetas:

Un intento de ser moderador y solemne, así se ha calificado la actuación de ese Donald Trump que suele ser más polémico en Twitter, pero anoche en el Capitolio mostró intentó dar una cara distinta, una menos trumpiana. Durante su primer informe de gobierno, el presidente de Estados Unidos dividió opiniones y castigó a los migrantes.

“Este es nuestro nuevo momento americano. Nunca hubo mejor tiempo para empezar a vivir el sueño americano. Esta noche hablaré del futuro que tendremos y del tipo de nación que seremos”, dijo Trump al inicio de su discurso que sonaba conciliador, pero terminó con la línea proteccionista que ha manejado desde su campaña.

Si te lo perdiste o quieres ahorrarte ver más de una hora protagonizada por el mandatario estadounidense y su público que le aplaudió en decenas de ocasiones, resumimos los puntos más relevantes de su discurso.

Los dreamers
Como Estados Unidos es un país que se formó en gran parte por migrantes, el tema es de suma relevancia. Los inmigrantes que llegaron ahí siendo menores de edad están en vilo porque podrían ser deportados a sus países de origen.

En el informe, Trump defendió el plan para dar la ciudadanía a 1.8 millones de dreamers, a cambio de varias condiciones: que se le destine dinero para el muro en la frontera con México, del fin de la migración en cadena y la lotería de visas. Llamó a demócratas y republicanos a alcanzar un acuerdo que aún no logra.

“Durante más de 30 años, Washington ha intentado y fallado en resolver este problema. Este Congreso puede ser el que finalmente haga que ocurra… así que trabajemos juntos, dejemos a un lado la política y hagamos el trabajo”.

Este punto fue muy criticado por los demócratas, pues consideran que usa a los dreamers como pieza de negociación política.

El muro va
"El segundo pilar asegura completamente la frontera. Eso significa construir un muro en la frontera sur", destacó el mandatario. Este punto va unido con el anterior, pues una de las propuestas de Trump fue incrementar el gasto de seguridad en la frontera sur, o sea, hacer un muro tan fuerte que ningún migrante ilegal se vuelva a pasar por ahí.

En su defensa al punto de frenar la migración ilegal es que es la causa de inseguridad y la delincuencia. De ahí que además de la construcción planee aumentar la vigilancia en la zona y cambiar prioridades en migración, es decir, priorizar la entrada de extranjeros más calificados y cerrar el paso a quienes llegan al país sin papeles por medio de este “muro de la tortilla”.

Guantánamo no se cierra
Durante su gobierno, Barack Obama hizo esfuerzos por cerrar el centro de detención de Guantánamo, pero no logró el objetivo. A su salida aún quedaron en revisión las detenciones y procesos contra los presos retenidos en esta prisión, ese cabo suelto fue del que se sujeta ahora Donald Trump para hacer lo contrario. El gobierno de Estados Unidos firmó una orden ejecutiva para mantener abierto este centro de detención.

Lo que sí anda bien

Si de algo no se puede reprochar a Trump es que en su primer año subió la generación empleos, hubo 2.4 millones de trabajos creados y, con ello, la tasa de desempleo es la más baja desde 2000. Hubo también un recorte de impuestos “al que calificó como los más grandes de la historia” y la Bolsa supera máximos históricos, es decir, su economía brilla.

Olvídense del Obamacare

“Derogamos el centro del desastroso Obamacare, el mandato individual que obligaba a millones de estadounidenses pobres a unirse a un plan médico”, dijo Trump. Este asunto avista ser delicado, pues desmantelar el sistema de salud pública Obamacare podría dejar unos 20 millones de personas sin cobertura médica.

Contra Cuba y Venezuela
"Mi administración también ha impuesto severas sanciones a las dictaduras comunistas y socialistas en Cuba y Venezuela". Es claro que durante su primer año ha tenido muy mala relación con países de América Latina, pero destacó a estos dos. Avisó que su secretario de Estado, Rex Tillerson, se embarcará en una gira por Latinoamérica, donde la crisis de Venezuela será un tema clave en la agenda. A la par dijo que verá muy de cerca la transición de poder en Cuba este año, cuando el presidente Raúl Castro dejará el cargo en abril.