'Ugly Sneakers': el manual de uso para que te parezcan menos feas

Deja de lamentarte, es un hecho: el feísmo y los tenis mantienen su alianza una temporada más. Es hora de aprender a llevarlos.

Si quieren echarle la culpa a alguien, pongan su mirada acusadora sobre Demna Gvasalia. Él ha sido el responsable de que hoy nuestros pies luzcan un poco más feos. O no. Al fin y al cabo, todo es cuestión de perspectiva (qué remedio). El director creativo de Balenciaga y cofundador de Vetements lanzó una de las zapatillas más controvertidas de la moda, las Triple DSM. Firmadas por Balenciaga eran una versión de las clásicas zapatillas de deporte de padre, aparatosas y muy poco favorecedoras.

Se bautizaron coloquialmente como las 'dad sneaker'. El paso de Vetements, donde Demna ya las había subido a la pasarela, a Balenciaga confirmaban que un terremoto fashionista estaba por venir. Y vaya si llegó. Fue uno de magnitud 8 y hoy este tipo de zapatillas se han convertido en un par habitual entre los más trendies. No hay prácticamente marca que no las incluya en alguna de sus propuestas, desde Valentino a Versace, y las celebridades son las primeras en sacarlas a la calle.

Por todo esto, sentimos comunicarle que no hay quien escape a la tendencia, así que te facilitamos un pequeño manual para que el feísmo se instale en tus pies.

MIMETIZA TU ESTILISMO

Gigi Hadid

Para suavizar el efecto de tus zapatillas, tiñe tu estilismo del mismo color. Así el calzado no destacará tanto. Si, de paso, te sumas al minimalismo (seas o no mucho de eso), el conjunto te resultará mucho más avant-garde que excéntrico. Es la mejor manera de llevar la tendencia si eres principiante.

IMPLICA A TU FAMILIA

Ya que se pone con la tendencia, ¿por qué no hacerlo en familia? Con la nueva colección exclusiva que Balenciaga ha sacado para los más pequeños, ya no tendrás por qué sentirte solo nunca más. Los niños podrán acompañarte en tus estilismos más fashionistas gracias a la versión mini de la 'Speed Trainer', la zapatilla-calcetín que ya puedes encontrar hasta en las cadenas de moda rápida.

NO SIGAS AL PIE DE LA LETRA LA TENDENCIA

Kendall Jenner

Que la zapatilla haya sido bautizada como dad sneaker te da una pista de lo que debes de evitar a toda costa: vestirte de padre. Reforzar la estética aparatosa de la zapatilla llevando pantalones de mezclilla anchos, abrigos XL ni nada que se le parezca es lo no debes hacer.

DE TOBILLOS PARA ARRIBA, LA MÁS MONA

Prada primavera-verano 2018.

Por un momento olvida que tienes pies. Vístete con tus prendas más femeninas, más favorecedoras, más sofisticadas, ¿lo tienes? Ahora, como si de un Frankestein se tratara, viste tus pies con unos ugly sneakers. Dos estilos en uno. Dos cuerpos en uno que encajan.

A LUCIR LOGO

Modelo Rython de Gucci

Ya puestos, y ya que puede que compres este par de zapatillas haciendo de tripas de corazón, date una alegría y que sean con logo. Los nuevos Rython Gucci podrían ser tu compra fetiche de la temporada y hacer querer con más fuerza ser feísta.

NO ES TIEMPO DE DISIMULOS

 

#VETEMENTSxREEBOK LOGO PUMP FURY www.matchesfashion.com @matchesfashion @thenativefox

Una publicación compartida de VETEMENTS (@vetements_official) el

Estás a punto de llevar una de las zapatillas más vistosas de tu vida. Nada de un diseño fino que puedas disimular con un conjunto de noche. Este par parece sacado de tus temidas clases de Educación Física. No son para esconderlas o disimular su estética sport. Así que, una vez que te sientas cómoda con ellas, pon toda la carne en el asador y acompáñalas de unos calcetines blancos de deporte por encima del tobillo.

AGÁRRATE QUE VIENEN CURVAS

Balenciaga primavera verano 2018

Y si esto está empezando a parecerte pan comido, no cantes victoria. El culpable de todos estos sobresaltos estilísticos nos tiene otra guardada. ¿Recuerdas la osada colección que Christopher Kane realizó para la marca de zuecos de goma Crocs? Te parecerá un juego de niños al lado de los nuevos diseños que Demna Gvasalia ha creado para la próxima primavera. Con plataforma y cuajados de charms, el director creativo de Balenciaga está dispuesto a que el feísmo no nos abandone jamás.

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.