Así es el comercial de pizza que Victoria Beckham quiere denunciar

La diseñadora está muy enojada porque la llaman 'ícono anoréxico de la moda'.

Etiquetas:

Lo creas o no, Victoria Beckham es una mujer que disfruta riéndose de sí misma. Pero a pesar de estar más que acostumbrada a ser objeto de todo tipo de bromas, tiene una clara línea que no está dispuesta a dejar que nadie cruce. Y una pizzería británica acaba de hacerlo.

Según confirman varios medios ingleses, la diseñadora estaría pidiendo consejo legar para denunciar a Shidu Golden Fish and Chips, un establecimiento de North Tyneside que presume en sus anuncios de servir porciones de pizza más delgadas que Victoria. Y no solo eso, sino que acompaña el anuncio con un dibujo de ella en ropa interior y con una banda en la que se lee ‘ícono de moda anoréxica’.

Que los límites que separan el humor negro del mal gusto son muy finos es una realidad. Pero en esta ocasión la frontera está bien clara. Tanto que más que línea fina lo que hay aquí es un abismo del tamaño del Gran Cañón. Y no solo para la Posh Spice, sino también para varias asociaciones que trabajan con víctimas de este desorden alimenticio que encuentran el anuncio, con toda la razón, totalmente inapropiado.

“Todo está equivocado en este comercial, sobre todo ahora que se había avanzado tanto, incluso con la ayuda de los miembros de la Familia Real, para acabar con el estigma que sufren los enfermos”, afirma  Marg Oaten, una de las responsables de estas asociaciones que trabajan para concienciar sobre la anorexia, en el Daily Mail:Hay gente a la que este anuncio pone en verdadero peligro”.

“No se puede trivializar de esa manera con una enfermedad”, ha dicho también un representante de Victoria preguntado por el asunto. “Pero además jugar con tan mal gusto con la reputación de una persona es bastante difamatorio, así que ahora esto está en manos de nuestros abogados”:

Sorprendido por esta polémica, el dueño de la pizzería ha querido pedir disculpas antes de que la cosa fuera a más. “Como responsable de este local, y en nombre de todo nuestro personal, quiero dejar claro que sabemos lo serio que son los desórdenes alimenticios y que nunca ha sido nuestra intención quitar gravedad a esta enfermedad”, ha dicho Soni Sidhu. “Nos gustaría que nuestros clientes y toda la gente en general entendiera el anuncio dentro de un contexto determinado”.

“No somos ningún parásito intentando hacer dinero rápido a costa de nadie”, concluye. “Pero si en 2017 alguien nos pide que quitemos este anuncio será un día muy triste para la libertad de expresión en este país”.

Y aquí está el principal problema de este asunto, que esto va mucho más allá de hacer una broma a costa de Victoria Beckham. Si el responsable del anuncio, o cualquier otra persona, no entiende que esto no es simplemente humor, entonces sí que estaríamos en un día triste. Pero no para la libertad de expresión, como él asegura, sino para la raza humana como tal.