Justin Bieber y Selena Gomez no pasarán las Navidades juntos

El joven no logra ablandar a la familia de la cantante, que considera que siempre ha sido una mala influencia para ella.

En octubre, un beso confirmó que Selena Gomez había dejado a su novio de entonces, el rapero The Weeknd, y había vuelto con el amor de su vida, Justin Bieber, con el que salió de manera interrumpida durante cinco años hasta que en 2015 pusieron punto y final a su relación.

Pero la duración de su amor  no consiguió que Bieber se ganase el aprecio de la familia de su novia. Y no nos sorprende, el cantante tiene una larga lista de escándalos a sus espaldas. “Justin es un ser humano cruel y nunca lo hemos aceptado. Que hable con él de la forma que sea no es solo poco respetuoso con los demás, también los es con ella misma”, reveló una fuente cercana a TMZ.

La publicación incluso señaló a Bieber como el principal catalizador para que Selena ingresase en una clínica de rehabilitación para superar una depresión. Justo lo contrario es lo que le ocurre a la familia de Justin con Selena. Su madre, Pattie Mallette, pronunció unas palabras muy bonitas sobre ella hace unos días. “Si él la quiere, yo la quiero. Además, la he conocido y tenemos un vínculo muy especial; creo que es preciosa”, reconoció.

Como muchas veces ocurre, para Mallette, Selena es una buena manera de tener a su hijo tranquilo. “Creo que alguien que tiene amor en su vida tiene los pies en la tierra. Estoy convencida de que hay mucha confusión y apariencias en el mundo de Hollywood, así que es importante encontrar a aquellos que son importantes para nosotros y estar cerca de ellos”, explicó la madre del cantante. “No conozco demasiados detalles sobre su relación porque él no comparte demasiadas cosas, pero la quiero mucho”, añadió.

Pero, a pesar de lo que opine su familia, Selena está dispuesta a apostar por su novio. “Tengo 25 años. No 18, 19 o 20. Aprecio a la gente que realmente ha sido importante en mi vida”, explicó la cantante a la revista Billboard cuando le preguntaron por su reconciliación con el cantante. “Así que quizás antes, estábamos forzando algo que no estaba bien. Pero eso no significa que te vayas a olvidar de esas personas que realmente te importan”.

Ahora, nuevas informaciones, publicadas por la revista People, aseguran que ambos pasarán las fiestas separados: el cantante seguiría siendo persona non grata en la casa de la cantante y actriz. “Selena no lleva a Justin a los eventos familiares. Ella pasará las vacaciones de Navidad con su familia. Y por ahora Justin no está invitado”, aseguran. Y lo que es peor: “La familia de Justin siempre ha querido a Selena, pero la de Selena no está contenta de que haya vuelto con Justin”.

Con todo, la pareja está viviendo un momento de máxima felicidad. “Justin y Selena están bien. Ellos pasan mucho tiempo juntos, pero están siendo discretos con su relación. Van a la iglesia juntos, van a cenar y salen por ahí”, confirman fuentes cercanas a la pareja. Y lo que es más importante: “[Justin] está intentando demostrar que él es un mejor novio”. Pues esperemos que así sea.