Justin Timberlake no fue la estrella del show del Super Bowl: fue "selfie kid"

Se llama Ryan McKenna y con solo 13 años ya sabe lo que es ser la estrella del medio tiempo de uno de lo mayores encuentros deportivos actuación es ya una estrella

Después de todo Justin Timberlake puede estar en una gran deuda con el adolescente que se quedó atonito cuando intentó hacerse una selfie con el cantante durante el medio tiempo del Super Bowl y que para estas horas ya se ha convertido en una especie de celebridad. Se llama Ryan McKenna y tiene 13 años.

Timberlake puede tener una cuenta por saldar con el adolescente, ya que el joven acaparó la conversación digital en cuanto las imágenes donde se le veía un evidente rostro que reflejaba incertidumbre sobre cómo reaccionar luego del momento de la selfie.Eso logró, al menos hasta ahora, que la gente no se centrara en el espectáculo de Timberlake, que para varios dejó mucho qué desear comparado con lso estándares que ha dejado esta justa deportiva a lo largo de los años.

El puberto, protagonista inmediato de memes y notas por todo el ciberespacio, claramente no sabía si cantar, bailar, aplaudir o siquiera interactucar a ritmo de Can't Stop The Feeling. Pero ya ha hablado sobre lo ocurrido. "Estaba grabando todo en video y cuando él vino, que quise cambiar para tomar la foto, mi teléfono se me apagó", declaró este lunes a Good Morning America. Incluso aclaró que la indiferencia que mostró cuando el cantante estuvo cerca de él, fue producto de querer conservar el momento con uno de sus ídolos. "Tenía que tomarme la foto con Justin porque él es mi cantante favorito, es maravilloso", agregó al programa.

McKenna, que acudió al partido con su padre, señaló que luego de lo ocurrido ganó 8000 seguidores en Snapchat y ha recibido unas 150 solicitudes en Instagram.

 

"Búsqueda en Google: '¿Quién es Justin Timberlake?'"