Rose McGowan ataca a Ben Affleck por su comunicado sobre Harvey Weinstein

Hollywood vuelve a incendiarse un día más después de que la actriz señale al actor por un comunicado sobre el escándalo

Etiquetas:

Rose McGowan tiene guerra contra Harvey Weinstein para rato, pero en la tarde del martes quiso redirigir momentáneamente sus esfuerzos contra el que considera cómplice del asunto: Ben Affleck.

La actriz de Embrujadas fue una de las víctimas que habló con The New York Times en el primer artículo que exponía a Weinstein como un depredador sexual y que se publicó el pasado jueves. El ahora repudiado productor de Hollywood ha sido centro de la noticia desde la semana pasada y más acusaciones han ido apareciendo en los últimos días. Especialmente dañino ha sido un extenso artículo publicado por el periodista Ronan Farrow en The New Yorker este martes, donde otras 13 mujeres hablan sobre cómo Weinstein las acosó durante años. Angelina Jolie o Gwyneth Paltrow también han salido a la palestra contando sus horribles experiencias con el productor.

En las últimas horas, Weinstein ha sido despedido de su trabajo, su mujer le ha dejado y ahora, según TMZ, está camino de Europa para internarse en un centro de rehabilitación por su "adicción sexual".

Hasta este martes, muchos de los habituales colaboradores de Weinstein, especialmente hombres, todavía no se habían pronunciado sobre el escándalo, pero el reportaje de The New Yorker sí ha desencadenado numerosas declaraciones. Entre ellas, las de Matt Damon y Ben Affleck, que se hicieron famosos gracias a que Weinstein les produjera su primera película como guionistas, El indomable Will Hunting (1997), y con la que ganaron un Oscar.

"Esto es completamente inaceptable", dijo Affleck en un comunicado publicado en Facebook y Twitter. "Necesitamos ser mejores a la hora de proteger a nuestras hermanas, amigas, compañeras de trabajo e hijas. Tenemos que apoyar a aquellas que dan un paso al frente, condenar esta clase de comportamiento cuando lo veamos y ayudar a asegurarnos de que hay más mujeres en posiciones de poder".

Apenas unas horas después, McGowan respondió a Affleck acusándole de mentir y de no reconocer que él era consciente del comportamiento de Weinstein. La actriz recuerda que Affleck le llegó a decir "¡Jod**! Le dije que dejara de hacer eso" justo antes de una rueda de prensa, sugiriendo que el actor sabía perfectamente de las reprochables acciones del productor.

En el artículo de The New York Times, McGowan relata un encuentro en 1997 con Weinstein en un hotel de Park City, Utah, durante el Festival de Sundance, y por el cual llegaron a un acuerdo económico de 100.000 dólares, pese a que Weinstein dijera que nunca ocurrió nada. Su conversación con Affleck pudo haberse producido a raíz de la comedia que ambos presentaban en Sundance ese mismo año, Sin Respiro. O quizá en una rueda de prensa de Phantoms, un thriller de terror que fue distribuido en Estados Unidos en 1998 por el sello dirigido por Weinstein en aquella época: Miramax.

McGowan no especifica en ningún momento a qué rueda de prensa se refiere, pero lo que tiene claro es que no piensa dejar títere con cabeza. Poco más tarde, la actriz tuiteó: "Ben Affleck, que te jod**". Y unos minutos más adelante, McGowan también tuiteó a todos sus fans una captura del primer mensaje que le había escrito a Affleck tildándole de mentiroso. A esa captura la acompañó con el texto: "¿Quieres jugar? Juguemos #ROSEARMY". Sus comentarios acumulan ya varios miles de retuits y Ben Affleck ha sido trending topic gracias a ello durante varias horas.

El hashtag #RoseArmy [el ejército de Rose] hace referencia a la campaña que quiere lanzar McGowan para que la junta de directivos de The Weinstein Company —la hasta hace unos días compañía dirigida por Weinstein— dimita al completo. La petición que ha empezado McGowan en iPetitions está cerca de llegar al objetivo de las 10.000 firmas en apenas unas horas. Vista la repercusión del escándalo, es probable que la cifra final de participantes acabe muy por encima de ese número.