Rob Kardashian y Kylie Jenner acusan a Blac Chyna de agresión (y mucho más)

En la querella presentada ante el juez hay varias anécdotas de lo más sorprendentes

A Kylie Jenner no le ha bastado con la atención mediática que ha recibido en la última semana y ha decidido ir a por más.

La celebrity se ha sumado a la denuncia de Rob Kardashian contra su exnovia Blac Chyna por agresión y vandalismo a raíz de una disputa que tuvieron en la casa de Jenner donde la pareja estaba viviendo alquilada el pasado 14 de diciembre. Según los documentos judiciales obtenidos por The Blast, Kardashian alega, entre otras muchas acusaciones, que Chyna intentó estrangularle con un cable de iPhone.

El hermano de las Kardashian expone que Chyna, a la que denomina como una "pseudocelebrity sinvergüenza y hambrienta de dinero", había bebido y consumido drogas. La también modelo supuestamente llamó a dos de los amigos de Kardashian por FaceTime mientras jugaba con una pistola que desconocía si estaba cargada o no. El enfrentamiento de aquella noche se prolongó incluso cuando Kardashian intentó marcharse de la casa, con Chyna destrozando parte del mobiliario, lanzando una silla al coche con el que él quería huir y golpeándole después con una barra de metal.

Este caso se suma al conflicto legal en el que la expareja ha estado envuelta en los últimos meses. Chyna logró una importante victoria judicial al conseguir una orden de alejamiento contra Kardashian después de que su exnovio publicara diversas fotografías de Chyna desnuda en Instagram y de que ella le acusara de abuso y de amenazarla con suicidarse. Pero ambos llegaron a un acuerdo para compartir la custodia de la hija que tienen en común, Dream. Según TMZ, Kardashian accedió a pagar una manutención de 20.000 dólares mensuales a Chyna siempre que ella retirara los cargos por abuso doméstico, algo que acabó haciendo hace un par de semanas.

En la querella presentada por Kardashian y Jenner esta semana, el cambio de rumbo con respecto a esa aparente declaración de paz es de 180 grados. Aparte del relato sobre la noche del 14 de diciembre, en ella también se especifica que Chyna "aterrorizó a Kylie diciéndole que se hiciera tests de enfermedades de transmisión sexual porque [por entonces] Kylie estaba saliendo con Tyga, que era el padre del primer hijo de Chyna".

Según los documentos, Chyna incluso amenazó con "dar una paliza a las hermanas de Rob". Y pese a que no hay referencias a una denuncia por fraude, Kardashian y Jenner sí declaran que la relación de Chyna con Rob y la decisión de tener un bebé con él "no fue nada más que un completo intento de fraude por sacarle dinero a la familia Kardashian".