Chris Hemsworth confiesa los problemas de su matrimonio con Elsa Pataky

El actor habla en una extensa y honesta entrevista sobre su relación la actriz española

Chris Hemsworth es otra de esas estrellas que ha tenido que sacrificar mucho por el camino para llegar a donde está ahora mismo.

El actor de Thor: Ragnarok se confiesa en una entrevista sobre las mayores dificultades de su familia a la hora de lidiar con la fama y las pretensiones de éxito. En una conversación con GQ Australia, Hemsworth agradece la explosión de su carrera profesional a su mujer, la actriz española Elsa Pataky con la que está casado desde 2010. La pareja tiene ahora tres hijos, con los que se mudaron de vuelta a la Australia natal del actor el año pasado con tal de huir de la asfixiante meca del cine.

"Dejas de convertirte en una persona", dice Hemsworth en la entrevista sobre Hollywood. "No tienes nada de dónde sacar porque estás viviendo en un mundo en el que te disfrazas dentro y fuera de la pantalla". El actor admite además que los años más ajetreados de su carrera son también los que le impidieron estar junto a su mujer e hijos. Durante el periodo en el que Hemsworth rodó varias películas de Marvel, Blancanieves y la leyenda del cazador o la nueva Ghostbusters, Hemsworth admite que Pataky y él se enamoraron, tuvieron hijos, no se vieron durante unos pocos años y se volvieron a enamorar otra vez.

"En términos profesionales, ella sin duda ha sacrificado más que yo. Le gustaría que diera un paso atrás para estar en casa más tiempo con los niños y, por supuesto, es algo que yo también quiero", añade Hemsworth. "Pero creo que estoy en un punto crucial de mi carrera en el que tengo que pensar en el largo plazo o se me va a escapar".

Hemsworth confiesa que es difícil equilibrar su vida romántica con la familiar: "Una vez tienes hijos, todos tus instintos y todos los momentos de tu tiempo se consumen por ellos. No tienes nada para la otra persona, así que te aseguras de que tienes una cita [con tu mujer] aunque sea una vez a la larga, porque la mayoría del tiempo estás demasiado cansado y prefieres dormir". Aunque el actor admite que hace lo que puede: "No me quedo corto en la cantidad de veces que le digo que la quiero".

"Es gracioso. Puedo ser muy atento y escuchar a gente que apenas conozco, pero luego llegas a casa y dices cosas como ¿qué has dicho? o sí, no, me parece bien. ¿Por qué hacemos eso?", confiesa Hemsworth. "Prefiero la eficacia de las llamadas de teléfono. Con los mensajes, el toma y daca me aleja de los niños y de lo que estoy haciendo. No digo que no lo haga, pero como sociedad, estamos cerca de no comunicarnos verbalmente nunca más".